martes, 20 de septiembre de 2016

MONTE RUSHMORE

Introducción

   Que en ocasiones en el nombre de la patria se cometen aberraciones no es algo desconocido. Pasó también con el monumento que nos ocupa, el Monte Rushmore. El Monte Rushmore es un conjunto escultórico realizado en tierras de los indios lakota, y que tiene representados a cuatro presidentes de los Estados Unidos: George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln.  



Monte Rushmore



Sus Escultores,  Gutzon y Lincoln Borglum

   Realmente no se sabe demasiado de esta persona. Nació en 1867, siendo hijo de inmigrantes daneses. Sus padres eran mormones polígamos. En 1901 esculpió efigies de santos, y cinco años más tarde ya tenía su propio grupo escultórico, aceptado por el Museo Metropolitan. Tenía tanto prestigio que sobrepasó al que ya tenía su propio hermano, el también escultor Solon Borglum. 

  Nacido en 1912, Lincoln pasó en el monte más tiempo que Gutzon, su padre, de quien había heredado el talento artístico. Durante las obras fue ascendido a superintendente, ganando 4.800 dólares al año. Sostuvo el cargo de superintendente del monte entre 1941 y 1944. Tras la muerte de su padre continuó ejerciendo como escultor. Falleció en 1986. A su muerte se esculpió un busto de su padre, en las cercanías de su obra más conocida. 

Historia

  A principios de los años veinte, un historiador de nombre Doane Robinson propuso que se elaborasen las cabezas esculpidas de algunos héroes de Estados Unidos como Buffalo Bill. No obstante, a Gutzon Borglum no le convencía la idea, y se propuso esculpir las caras de cuatro presidentes americanos: George Washington, Thomas Jefferson, Theodore Roosevelt y Abraham Lincoln (y es que pensaba el señor Borglum que el monumento debía tener un carácter nacional). Dicho y hecho. 

  Borglum escogió el Monte Rushmore (que debe su nombre a un abogado llamado Charles Rushmore) por la calidad de su granito, pero, con todo y con eso, los obreros que trabajaron en el monumento tuvieron que quitar grandes cantidades de piedra para poder trabajar. Para la cabeza de Washington tuvieron que quitar 9 metros de piedra, y para la de  Roosevelt cuatro veces más. 

1930 fue el año del término de la cabeza de Washington. A su lado derecho (desde el punto de vista de la cabeza) se erigió la de Thomas Jefferson, pero la aparición de una cantidad de roca de mala calidad obligó a derrumbar la cabeza erguida y comenzarla de nuevo, esta vez a su lado izquierdo.





  Pero los problemas no desaparecieron. El nuevo lugar en el que se iba a ubicar a Jefferson presentaba otro inconveniente: tenía muchas fisuras, con lo que tuvieron que quitar 18 metros de piedra. Además, el lugar donde iba a estar su nariz estaba fracturado, con lo cual no le quedó a Borglum más remedio que alterar el ángulo de la cabeza. La cabeza de este presidente tiene el único parche que hay en toda la obra,  ya que a la altura de la boca apareció un filón de feldespato que no pudo ser labrado, y, entonces, optaron por quitarlo. 

  Borglum escogió el Monte Rushmore (que debe su nombre a un abogado llamado Charles Rushmore) por la calidad de su granito, pero, con todo y con eso, los obreros que trabajaron en el monumento tuvieron que quitar grandes cantidades de piedra para poder trabajar. Para la cabeza de Washington tuvieron que quitar 9 metros de piedra, y para la de  Roosevelt cuatro veces más. 

 Guzton Borglum murió antes de que su obra estuviese finalizada, y esta fue terminada por su hijo, quien había comenzado a trabajar en la misma siendo tan solo un adolescente. 

Cómo se Construyó

  Borglum realizó una maqueta a escala 1;12 que le sirvió como modelo para realizar la escultura. Con una máquina marcaron los puntos donde se debía perforar la roca. En esos mismos puntos se ponían cargas explosivas, habiendo cada día dos detonaciones: a la hora de comer y cuando la jornada laboral terminaba.  Después hicieron hileras muy juntas de agujeros pequeños para poder taladrar y alisar la superficie. Se hizo cabeza por cabeza.

   Para la construcción del mismo se contó con unos 360 obreros, a razón de  12 grupos de más o menos treinta empleados.  Se emplearon, además de dinamita y taladros; neumáticos, cuñas y martillos de acero. 

Los Presidentes Representados

Abraham Lincoln

  Este presidente creció en una familia pobre. Vivió de cerca las condiciones miserables en que vivían los esclavos, por lo cual no dudó en meterse en el mundo de la política encuanto pudo. Ocupó el escalafón más bajo de la armada estadounidense durante la guerra contra los indios, y se opuso enérgicamente a la guerra contra México. 


                                                                     Abraham Lincoln



  Logró que los Estados del Sur, perdidamente esclavistas, no abandonasen la unión. Intentó por todos los medios evitar la llamada Guerra de secesión, pero los esfuerzos por abolir la esclavitud por la vía democrática resultaron estériles. No quedó más remedio que usar las armas para acabar con esta inmundicia. 

   Lo que Lincoln no sabía es que, por desgracia, alguien quería vengarse de sus acciones en pro de los derechos humanos. Así, un artista llamado John Booth le asesinó mientras estaba viendo una representación junto a su esposa en un conocido teatro. La cara cruel del sur había resurgido momentáneamente, de la más espantosa de las maneras. Sus dimensiones son las mismas que las de las demás cabezas: 18 metros de altura en total, 6 metros de largo la nariz, 5.5 metros de ancho la boca, y los ojos 3.4 metros de ancho del uno al otro. 

George Washington

 George Washington nació en Virginia,  el seno de una familia de clase alta que había emigrado de Inglaterra a Estados Unidos en el siglo XVII. Era una familia que no le dio demasiada importancia a su educación. El  joven Washington tenía entre sus objetivos el de ser un brillante militar. Contaba con suficientes aptitudes para ello, pero por motivos familiares no inició su carrera en las armas hasta que había muerto su tutor. 

  Una vez falleció el que se considera su tutor, heredó un enorme patrimonio familiar: heredó una plantación en Mount Vernon, una finca de 3.237 hectáreas y 18 esclavos. En la escultura, su nariz es más larga que la de otros presidentes. 

Thomas Jefferson

 Jefferson nació en Londres, Inglaterra, en el año 1743. Pertenecía a una familia de clase alta que cambió su residencia a Edge Hill. Años más tarde, Jefferson estudió griego, francés y latín, y, después, ejerció como abogado. Había heredado una plantación  y multitud de esclavos.   Trabajó como diplomático en Francia entre 1785 y 1789, y durante el mandato de George Washington asumió el cargo de secretario de estado. Más tarde fue elegido presidente, y en ese período compra Louisiana a Francia. En un principio la efigie del presidente Jefferson iba a ir a la derecha, pero, según se fue construyendo, Borglum senior cambió de opinión, y determinó que quedaría a su izquierda. 


                                                                                 Thomas Jefferson


Theodore Roosevelt

  Este presidente nació en el seno de una familia de alto nivel económico y social. Hombre polifacético, pronto destacó como soldado. Luchó en la guerra contra España, siendo ya miembro del Partido Republicano. Gracias a sus logros en la guerra de Cuba fue presentado como candidato a la vicepresidencia por el Partido Republicano. Una vez muerto el presidente Mckinley ascendió a la presidencia, y ganó posteriormente las elecciones, consolidando de esta manera su estatus de presidente. 


                                                                    Theodore Roosevelt


  Su política exterior estuvo marcada por el imperialismo. Ocupó Cuba a principios del siglo XX, intervino en Santo Domingo, así como en Panamá (con el fin de asegurarse la titularidad estadounidense del Canal de Panamá). 

Sacrilegio a la Indígena. Quítate Tú Para Ponerme Yo

   El Monte Rushmore sería una obra artística sin ningún significado de no ser por la tremenda ofensa que supuso para los indígenas de la zona. Esta obra fue realizada sobre un terreno que había pertenecido a los indios lakota, terreno que ellos consideran sagrado y que les fue arrebatado por el Gobierno Federal una vez se supo que allí había oro. Buena prueba de ello es que (a posteriori) se les ofreció una ingente suma de dinero como modo de pedir perdón, y ellos insistieron en que no querían el dinero, sino esas tierras.

  Para los sioux, etnia que comprende (entre otras) la tribu lakota, ha sido como si les arrebataran a algún ser querido, ya que ellos consideran que fueron creados en esos territorios. De esta manera, el Monte Rushmore está considerado por algunos como un símbolo supremacista.  Y no les falta razón. Su escultor, Gutzon Borglum, había pertenecido con anterioridad al malvado Kuk-Kux-Klan, una institución terrorista formada por ex soldados sureños que habían luchado en la Guerra de Secesión, y que, según algunas fuentes, llegó a financiar una de sus obras. Borglum estaba en contra de los judíos, los negros y los inmigrantes, según afirmó su propia nieta. 


Un Acto de Desagravio

   Lincoln Borglum recibió una carta del jefe indio Oso Erguido, en la que este le decía que, entre su pueblo, también había grandes héroes estadounidenses. Es por esta razón, y como acto de reparación, que el escultor decidió comenzar el desarrollo de un monumento a Caballo Loco, quien obtuvo la victoria en Little Big Horn. Por un lado, él pensaba que si aceptaba la oferta correría el riesgo de ver su obra paralizada, y, por otro lado, tampoco es que fuera del agrado de los pueblos aborígenes recibir ayuda económica de la misma institución que casi acaba con ellos por completo. Este monumento comenzó a construirse en 1951, y aún no se ha terminado. Esto ha sido por una razón bien sencilla: aunque (desde el primer momento) el escultor contó con la ayuda económica de instituciones indias, él rechazó la oferta de diez millones de dólares que le hizo dos veces el Gobierno Federal. 



                                                                              Jefe Oso Erguido


Una Curiosidad en Celuloide

  Seguro que más de uno habrá visto la famosa secuencia de “Con La Muerte en los Talones” (conocida en Latinoamérica como “Intriga Internacional”), en la que Cary Grant salvaba la vida de una Eva Marie Saint a punto de caer al precipicio. Y creeréis que fue rodada en el auténtico Monte Rushmore. Pues bien, os equivocáis. Alfred Hitchock quiso rodar esa secuencia en este monte, pero las autoridades no se lo permitieron, y, en su lugar, se tuvo que construir una réplica exacta de la escultura de Borglum. 


                                                                      Fotograma de “Con La Muerte En Los Talones”
                                     

2 comentarios:

  1. Anónimo23/9/16 1:13

    Me ha gustado mucho esta interesante historia sobre esta " montaña de las cabezas de los presidentes norteamericanos" que tantas y tantas veces hemos visto en los libros y en el cine y que muy poca gente ni siquiera sabemos su nombre. Anécdotas de la historia contemporánea que alguien algún día nos tiene que contar. Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo lector: gracias por tus comentarios. Esperamos que te gusten los demás artículos que aparecen en este blog, y que nosotros hacemos con todo el entusiasmo. Comentarios como los tuyos son los que nos animan a seguir escribiendo.

      Muchas gracias.

      Saludos cordiales.

      Eliminar